Colegio Azaraque.

El Huerto Azaraque.

Nuestro proyecto de huerto comenzó en el curso 2016-2017 cuando los propios profesores del colegio decidimos iniciarnos en este mundo pero de forma experimental.

Este sirvió como punto de partida a todo el trabajo que poco a poco junto con los profesores, papas y abuelos se ha ido realizando. Comenzamos a trasformar un pequeño espacio de nuestro cole pensando que era el lugar idóneo ya que recibía más horas de sol y tenía acceso para trabajar con los propios alumnos.

Fue en el curso 2017-2018 junto con la ayuda de un abuelo voluntario al que todos llamamos “Abuelo Marcos” y los profesores encargados de este proyecto, cuando decidimos que teníamos que plantar productos acordes con la estación del año que estábamos e invertir en un riego por goteo nuevo.

Los objetivos que nos marcamos para el curso son los siguientes.

Objetivos generales:

• Despertar el sentido de la responsabilidad de todos al medio ambiente.

• Aproximar al alumno a observar y experimentar la naturaleza partiendo del trabajo en el huerto.

• Relacionar el huerto ecológico con la alimentación saludable.

Objetivos pedagógicos:

• Valorar la importancia del agua.

• Conocer y respetar el medio.

• Reconocer y cultivar diferentes plantas hortícolas, observando los diferentes desarrollos que tienen.

• Aprender a trabajar en equipo.

Las actividades que se realizan durante el curso escolar son las siguientes:

El abuelo Marcos junto con los docentes que forman parte del proyecto planifica la temporalización para la realización de las distintas actividades llevadas a cabo por los niños de infantil y primaria.

Solemos visitar el huerto acompañados por cada tutor/a de forma organizada para plantar las hortalizas correspondientes a la época.

Es el abuelo Marcos el que se encarga de supervisar el proceso y controlar el crecimiento de los alimentos que han sido plantados.

Los alumnos de infantil y primaria, una vez transcurrido el tiempo suficiente, vuelven a visitar el huerto de forma organizada para comprobar la evolución de los distintos alimentos y ver las distintas fases de crecimiento.

Una vez los alimentos están listos para ser recolectados, se vuelven a organizar las visitas por clases y cursos para que todos recolecten su parcela con la ayuda de los docentes y del abuelo Marcos.

Son los alumnos de primaria los que preparan la venta de los productos ecológicos y lo venden a las familias por un precio simbólico.

Los beneficios de estas ventas van destinados a distintas causas benéficas (siendo la última Fundown) y para reinvertirlos en el propio huerto escolar ecológico.

El personal implicado en este proyecto principalmente es el de los alumnos.

La totalidad de niños/as del colegio ha tenido una participación activa en el proceso de siembra y recolecta del huerto escolar, así como en el resto de actividades realizadas en mayor o menor medida.

En el proyecto han participado todos los miembros docentes del centro. Todos han tenido una implicación directa en llevar a cabo las tareas mencionadas anteriormente.

Cabe destacar la figura del abuelo Marcos, máximo colaborador y voluntario, quien ha sido en todo momento el alma del proyecto. Con su ayuda, aportación altruista, su motivación y su entusiasmo desde hace ya dos años. Gracias a él se ha conseguido continuar con este proyecto.